Algeria ,Tindouf : Un grito de libertad por Maloma

Al grito de «Maloma es española, que vuelva ya», más de 250 personas —según fuentes policiales— se han manifestado este sábado en Sevilla para pedir la liberación de la joven saharaui. La marcha, que ha estado encabezada por los padres adoptivos de Maloma y su pareja, Ismael Arregui, ha comenzado en Plaza Nueva, desde donde se ha dirigido hacia la Delegación del Gobierno, en la Plaza de España.


Entre los manifestantes se encontraban muchos vecinos y amigos de la joven, de Mairena del Aljarafe, incluido el alcalde de la localidad, Antonio Conde. Durante el recorrido, consignas como «Polisario culpable, España responsable» o «Maloma es española, Gobierno actúa ya» atraían la atención de turistas y paseantes, algunos de los cuales se han unido a la reivindicación, que también pedía la libertad de otras chicas saharauis retenidas contra su voluntad por sus familias biológicas: Koria, Darya y Nadhjiba.


Una vez en la Plaza de España, Ismael Arregui se ha dirigido a los presentes «dando las gracias por el apoyo» y, sobre todo, pidiendo al Gobierno que «actúe con decisión y contundencia» para que Maloma «pueda decir libremente qué es lo que quiere hacer». «Está secuestrada, no es feliz ni está donde quiere estar. La libertad es su derecho, el de Maloma y el de todas las mujeres retenidas contra su voluntad», insistía su marido.

Retenida en una habitación

También ha intervenido Shaya, una joven saharaui que vive en España y que está siendo de gran apoyo para la familia de Mairena. Según ha explicado, su tía biológica, que en su día la ayudó a escapar de un secuestro similar al de Maloma y que es vecina de esta en los campamentos, le ha contado que «Maloma sí que está retenida, todo lo que aparece en los vídeos donde dice que es feliz es mentira». Además, ha afirmado que «la han tenido dos meses sola en una habitación, y tuvieron que dejar que estuviese una prima con ella para que no se volviese loca». Shaya Mohamed Salem es hija del capitán de Ejército Saharaui y sobrina del presidente del Gobierno saharaui, Mohamed Abdelhasis.

Respecto a la situación actual, Ismael ha informado de que no hay novedades, aunque sí que han llegado rumores de que se han vuelto a llevar a la joven a territorios liberados, lejos del campo de acción del gobierno argelino. Sin embargo, el marido de Maloma confía en que «no sea cierto», y asegura que está en contacto permanente con las autoridades españolas y que estas afirman que «tienen localizada a la joven».

Negociaciones difíciles

En cuanto a la decisión de viajar a los campamentos saharauis, anunciada por las familias de las chicas secuestradas, Arregui ha puntualizado «que depende de muchas cosas», entre ellas que el Frente Polisario les proporcione visados y que las familias biológicas de las chicas «acepten esos encuentros».

Más de cinco meses después de que Maloma fuese retenida por sus hermanos, y de una liberación frustrada, Ismael Arregui mantiene la esperanza: «desde el Gobierno dicen las negociaciones están siendo difíciles, pero que se espera que en un futuro no muy lejano se llegue a una solución», ha dicho, y ha pedido de nuevo «una llamada telefónica» para poder hablar con su mujer, una reivindicación por la que lleva luchando desde que el pasado diciembre.